Introducción - A quién va dirigido

     Este libro va dirigido a científicos, contadores, expertos, asesores, financistas, docentes, alumnos, empresarios, estadísticos, y a todo el que deba interesarse de alguna forma por el destino de uno o más agentes económicos. En forma muy especial deseo destacar a todos aquellos a quienes puede serle de extrema utilidad en cuanto sus acciones afectan directamente la vida de los seres humanos, ocupan puestos de relevancia en el ámbito político y judicial y pretenden adquirir los conocimientos económicos básicos que necesitan en sus responsabilidades en cuanto a lo económico compete.
     El hecho de que la presente sea una obra plagada de teorías científicas, muchas de las cuales creo que son nuevas, no implica que no esté al alcance de las personas involucradas en la economía, como lo estamos todos en cada instante de nuestra existencia, pero especialmente de aquellos relacionados con la actividad económica en forma laboral.
     Un caso muy especial que deseo destacar es que las teorías aquí expuestas llegan a la conclusión de que la economía corre más por los carriles contables y financieros que por los presentados tradicionalmente como modelos económicos, lo que llevará a un replanteo de la econometría y de todos los estudios estadísticos que se realizan en la actualidad, en tanto no tomen la contabilidad como esencia de sus investigaciones.
     La redacción está efectuada de tal forma que los puntos esenciales de las teorías sean de fácil comprensión como para el que, considerándose lego en economía, entienda los postulados básicos, tanto sus hipótesis como sus corroboraciones y aplicación inmediata en cuanto al rol económico que le toque en la vida. En síntesis, a quien no sea especialista en economía y desee entender en forma sencilla sus postulados básicos, sólo le sugiero que ante aspectos técnicos que lo pueden llegar a complicar, no detenga su lectura porque verá que al final habrá comprendido lo esencial de las teorías aquí expuestas.
     Para quien esté vinculado a las ciencias económicas como científico, experto, especialista, asesor o docente, es evidente que le será muy útil entender con mayor precisión todo el proceso científico inmerso en una teoría, comenzando desde la presentación de la hipótesis, pasando por su corroboración, la comparación con otras existentes para ver si las comprende, supera o abarca, y terminando en la fase de la ciencia aplicada al laboratorio de la vida, para resolver problemas concretos.
     No debe sorprendernos el que una teoría científica esté dirigida a la vez a científicos y no científicos, y ello es así debido a que es una forma más de rápida difusión del conocimiento a los que estamos acostumbrados desde la revolución de la información. Hoy se estima que el conocimiento se duplica en menos de cinco años, siendo que hasta hace pocas décadas lo hacía cada cien. A esto se le debe agregar que casi todos los seres humanos somos de alguna forma “expertos” en economía, dado que es el problema central que mueve diariamente a la mayoría; es algo así como que todo fanático es eximio director técnico del deporte con el que simpatiza.
     Puedo concluir este punto diciendo que este libro va dirigido a científicos, contadores, expertos, asesores, financistas, docentes, alumnos, empresarios, estadísticos, y a todo el que deba interesarse de alguna forma por el destino de uno o más agentes económicos. En forma muy especial deseo destacar a todos aquellos a quienes puede serle de extrema utilidad en cuanto sus acciones afectan directamente la vida de los seres humanos, ocupan puestos de relevancia en el ámbito político y judicial y pretenden adquirir los conocimientos económicos básicos que necesitan en sus responsabilidades en cuanto a lo económico compete.
    Una última mención a mis colegas los contadores me lleva a expresarles muy especialmente a ellos que en la parte de este libro en que se corroborarán las teorías aquí presentadas con el uso de la contabilidad, y en el momento de precisar mi teoría de la ecuación de riqueza total o completa, no sólo verán nuevos encantos en la contabilidad, sino que advertirán a la vez que conocen de economía mucho más de lo que sospechan, y ello como consecuencia de que ésta estaba presente en Luca Pacioli (hace 500 años) y la partida doble.

 
Visitas 489130