Moneda Virtual = Moneda de la Nada

TESS 13 – MONEDA VIRTUAL MONEDA de la NADA

 

Creer en la moneda virtual, [1] presente en las teorías económicas vigentes (clásica-neoclásica-wickselliana-keynesiana,…), no difiere de la teoría austriaca que convalida la factibilidad de que el sistema financiero cree moneda de la nada.

Pensar en una moneda virtual ≡ surge de la nada, es equivalente a decir que la moneda puede llegar a no ser riqueza, es no asignarle valore en tanto: “sólo sirve como estéril medio de cambio”, o de “unidad de medida, para el estéril cálculo económico”.

Veamos las violaciones a los fundamentos económicos de sugerir la factibilidad de algún tipo de moneda que no sea riqueza: [2] 

  • Implica que no es útil y/o escasa.
  • Que no sea útil implica no asignarle valor al intercambio. Retroceso a Aristóteles,…
  • Si no tiene valor, no participaría de intercambio alguno, por lo tanto tampoco se generarían los precios monetarios, que surgen de los valores subjetivos relativos que los generan.
  • Si no tuviera valor no participaría de la ley de utilidad marginal decreciente de la riqueza [3] ni de la ley de utilidad relativa del intercambio. [4]
  • Ya vimos que El crédito es riqueza presente. Que exista moneda-crédito “sin interés”, por ser “a la vista”, es lo que tal vez haga presumir que esa moneda no es crédito-riqueza. [5] [6] PERO, cuando es prestada a plazo, como cualquier bien económico, genera el interés correspondiente, si no fuera riqueza su préstamo a plazo no generaría interés. [7]
  • Sostener que el papel moneda se convertirá en riqueza con su intercambio por ella, es una imperfecta interpretación de nuestra categoría de moneda-crédito-irregular, la cual no niega su condición de riqueza presente (valor actual), sin que medie intercambio alguno. [8]
  • En la fallida idea de moneda virtual-nada, subyace el problema de las teorías actuales de no advertir que existe una teoría de la unidad de medida económica (neutral), distinta de la teoría de la moneda (no neutral). [9] Muestra de ello es la innecesaria consideración de estudiar siquiera la neutralidad de la moneda.
  • La TESS demuestra claramente que se confundía, como no sucede con otras ciencias, la neutral de la entidad dimensión (valor-precio de la riqueza utilizada como unidad de medida), con la riqueza a dimensionar (la moneda).

  • Otra forma, teóricamente inconsciente, de manifestar que la moneda no es riqueza, es esta reflexión: si la moneda se demanda bien, y si no se demanda también… Por Dios, esto equivale a decir: si es riqueza bien, y si no es riqueza, también ¿?

 CONCLUSIÓN:

 La moneda es SIEMPRE RIQUEZA, independiente del “material” con la que esté construida: dinero, crédito regular (patrón oro), crédito irregular (papel moneda), “bitcoin”… Es decir, nuestra Teoría de la moneda anticipó la posibilidad del bitcoin (bien de cambio de uso común en un determinado mercado). [10]

Debo manifestar que nunca pensé que fuera necesario escribir este trabajo, PERO me he encontrado con esta reflexión, de estudiantes de economía: “existe moneda que no es riqueza, lo será cuando se intercambie por ella”, sostenida por reconocidos académicos… que tal vez no dijeron eso, pero después de todo es una deducción directa de considerar que: “es factible crear dinero de la nada”, y que “existe moneda virtual”

Menger tiene todo el derecho, en la historia del pensamiento económico, de alzar su voz. Al efecto ―como reclamara en vida: la historia se encargará de corregir las teorías que lo mal interpretan―, [11] humildemente espero contribuir con el resultado de mis investigaciones de teoría económica, que periódicamente muestro en www.carlosbondone.com.

No es casualidad mi respeto a Carl Menger; mi vocación por la economía surgió precisamente por una lectura, a los 16 años, de un economista que decía: los bancos crean dinero de la nada. Lo cual me llevó a establecer una lógica cronología investigativa: comenzar desde las últimas teorías hacia las precedentes, hasta encontrar tierra firme que me sacara del desconcierto que dicha sentencia generaba en mi sentido común… Confieso que en un momento pensé que mi tarea culminaba en Mises, PERO debí continuar HASTA LLEGAR A CARL MENGER, quien me estimuló para “continuar su tarea…” (es mi deseo). Sugiero dar comienzo a la Escuela Mengeriana, y fundar el Instituto Menger.

 

Carlos A. Bondone

 


[1] Término acuñado por Wicksell, fuente de inspiración de todas las escuelas de pensamiento del siglo XX.
[2] Papel moneda (curso forzoso), medio fiduciario, crédito-circulatorio,…, ¿bitcoin?
[3] A pesar del esfuerzo teórico (innecesario por cierto) de Mises por asignársela (su mayor aporte según Rothbar).}
[4] De acuerdo a la Teoría Económica Subjetiva Solidaria  (TESS), los austriacos post Menger intentaron solucionar el defecto de su teoría monetaria (Hayek estaba insatisfecho) mediante su teoría de los ciclos económicos. La TESS los explica mediante el simple expediente de incluirlos en las consecuencias de cualquier control de precios (imponer la causalidad fáctica del intercambio en reemplazo de su causalidad natural lógica), con las consecuencias expansivas no proporcionales en toda circunstancia.
[5] Su vencimiento será decidido por cada portador, y sólo para él, al momento de su intercambio por riqueza presente, trasladando el vencimiento a su nuevo receptor. En ese proceso de traslado de portadores, de crédito-deuda “a la vista”, irá alterando su valor-precio en el tiempo, si lo pierde todo (valor-precio) recién allí dejará de ser simultáneamente moneda y riqueza.
[6] Todo tiene su origen en la confusión que “legó” Mises: “… Una persona que acepta y tiene billetes no concede crédito: no cambia un bien presente por un bien futuro. El billete inmediatamente convertible de un banco solvente se emplea en todas partes como un medio fiduciario en vez del dinero en las transacciones comerciales, y nadie establece condición entre el dinero y los billetes que tiene en caja. El billete es un bien presente igual que el dinero” (La teoría del dinero y el crédito – Cap. XV – 5.) Esta es una expresión contundente del fallo de Mises: 1) el que acepta y tiene billetes no concede crédito, pero olvida el crédito-deuda, vigente-presente, del emisor originario; 2) el billete es un bien presente igual que el dinero, aquí confunde el carácter de riqueza presente de todo crédito (El crédito es riqueza presente), con el absurdo de afirmar que: dinero-oro = papel moneda, “porque presta igual servicio”.
[7] Su valor actual (descontado el interés) es la riqueza presente que se presta a plazo. Este “abstracto” (que no tiene nada de tal) es la riqueza presente concreta-observable de todo crédito- deuda. Es decir, el interés es la diferencia de valor-precio entre el presente y el futuro: nuestra teoría del interés (como precio del tiempo económico) se hace presente una vez más.
[8] Es decir, mientras la moneda está en una caja, no es riqueza presente ¿?
[9] Como bien lo diferencia nuestra Teoría Económica Subjetiva Solidaria (TESS).
[10] En Argentina, en su etapa hiperinflacionaria, existieron monedas provinciales, cuyo valor consistía en su “poder cancelatorio de impuestos”.
[11] Como lo expresó en vida, con Böhm-Bawerk respecto de su teoría del interés (preferencia temporal).

 



Para descargar artículo, por favor haga click en el ícono PDF o Word.



         

 
Visitas 563518